Un espejo de las imperfecciones del ser humano. Domingo 10 y 17 de mayo, 20h en La casa de la portera

Un monólogo que José Manuel Carrasco, autor y director, presenta sin artificios, sin mascaras, ni maquillaje…Un montaje que surge de la necesidad de un autor por “contar” y una actriz por “expresar”.

La protagonista de LA VIDA EN BLANCO, María Fuentes interpretada por Ana Rayo existe en cualquiera de nosotros.

Ella porta la soledad que todos llevamos dentro, al igual que la incapacidad de interactuar con un mundo hostil que no nos ayuda a entendernos.

El autor apela a la soledad, el amor, la solidaridad, la relación materno filial, lo doloroso que resulta el paso del tiempo… María Fuentes es un personaje anónimo que se ha refugiado en un blanco protector para no sufrir y en definitiva, para no vivir.

No es un viaje sensorial a través de la luz o el sonido… Es un disparo, un hachazo… Un mostrar al espectador, el espejo que refleja las imperfecciones que le hacen humano.

SINOPSIS

María Fuentes, un día más, está sola…

Lleva un ejemplar de Madam Bovar en el bolso y Mari Carmen, la peluquera… le ha hecho un peinado que parece un casco de rugby.

Mientras divaga, María Fuentes hace un viaje emocional por lo que ha sido su vida… Habla de los vivos y también de sus muertos.

En definitiva, ha sido una vida normal, corriente y anónima…

Una vida sumergida en un blanco luminoso…

Un blanco nuclear…

Pero un blanco al fin y al cabo.

FICHA

Autor/Director: José Manuel Carrasco

Actriz: Ana Rayo